Buscar en este blog

miércoles, 31 de octubre de 2012

Terreno enfrenta a vecinos de la Cabaña en San Francisco de Dos Ríos

Quisiera compartir el siguiente link, una noticia acerca de vecinos que protestan por un espacio que consideraban de dominio público y les fue quitado al resultar ser una propiedad privada.



La noticia evidencia que el uso adecuado y constante del espacio público conlleva a un sentimiento de pertenencia por parte de quienes lo mantienen activo, y estas personas sentirán su derecho a defender el lugar cuando vean amenazada su libertad de uso. En este caso, si es cierto que la comunidad le ha dado un valor al espacio que aparentemente fue de dominio público, ¿se puede solicitar desde la municipalidad que los planes a futuro de la Fundación con el nuevo uso del lugar, beneficie a la comunidad? ¿se podrían promover medidas en nuestro país que velen por la continuidad de espacio público como tal, aun cuando legalmente resulta ser una propiedad privada, pero que evidencia que se ha convertido en una necesidad urbana para los habitantes cercanos?


María José


3 comentarios:

  1. Podría ser una buena iniciativa sentar las bases de una legislación que regule estas situaciones, pero normalmente el problema es que se piensa para adentro, no se vela por los usuarios cuando el sitio adquiera un valor agregado se volvería llamativo para sus "dueños", similar al proyecto en Paris donde las autoridades dado el éxito del proyecto deciden cerrarlo por el valor que adquiere el espacio, no se vela por los usuarios, por la comunidad, por quienes realmente deberían ser los beneficiados por las autoridades pertinentes que en la buena teoría debería trabajar por el bien colectivo.

    Creo que a grandes rasgos se podría aplicar que las cosas no son del "dueño" si no de quien las necesita, y de quien le da un uso adecuado y provechoso.

    William Guerrero C.

    ResponderEliminar
  2. me gusta el refrán, pero en este país la ley protege la propiedad privada a capa y espada... y aunque deberían haber fuertes leyes de control de la tierra (como las hay en varios países de Europa)el hecho es que ningún político se quiere meter en eso es porque es suicidio político, es perder popularidad por poner el bien común sobre el individual, y nuestros políticos a demostrado mas interés por si mismos que por el bien común...

    ResponderEliminar
  3. Concuerdo con Jose Pablo. Claramente muchas de estas iniciativas se ven influenciadas por intereses individuales economices, y peor aún en muchas ocasiones el espacio publico se ve como un gasto innecesario por parte de los políticos. De verdad es urgente un mecanismo que ayude a la conciliación de estos problemas que de herramientas a los colectivos de realmente poder defender su espacio.

    ResponderEliminar